Una vuelta a las escuelas segura para todos y con garantías de no arrepentirnos.

Como profesor con 30 años de experiencia, para mi las escuelas, academias, institutos y universidades por las que he pasado son lugares de encuentro de personas para intercambiar conocimientos, experiencias y emociones, a la vez que son lugares de relaciones humanas y de socialización desde edades muy tempranas.
¿Qué ocurre ahora con la crisis del coronavirus?
Pues que nadie había jamás experimentado un asunto de esta gravedad  en los colegios.
Sin embargo existe aún la dicotomía entre la salud o la vida y la Economía.
Es evidente que si esto es así, el ser humano ha poco  evolucionado.
Yo les diría a todos los responsables del reparto de los fondos de Europa que finalmente han sido más solidarios de lo que muchos esperaban ,que usen ese dinero con cabeza, que contraten mucho profesorado y que construyan más escuelas y clases en las que ya tenemos.
El razonamiento de mi aseveración es muy sencillo cuántos menos alumnos por aula y más profesores,  menos problemas de contagios, distancia de seguridad, problemas en los recreos y en los pasillos, bibliotecas y pistas cubiertas de los centros educativos nos encontraremos.
El dinero viene y va nuestros alumnos son únicos y los profesores, conserjes, limpiadoras, personal de administración , mantenimiento son seres únicos también, vamos entre todos a volver a una escuela segura que no se cierre en dos semanas por contagios graves de covid.
Empleemos el dinero en contratar a profesorado y construir escuelas y más clases y eso quedará para el futuro cuando este maldito bicho ya no esté con nosotros o haya cura o medicación para sanarnos.
La lógica debe imperar la salud y la vida están siempre antes que el dinero sin salud y vida ¿Para qué quieres dinero?, además cada alumno puede sin querer contagiar a toda su familia y amigos y los profesores son un colectivo muy vulnerable pues los alumnos de cortas edades suelen ser mucho más asintomáticos.
Por tanto el dilema de salud o vida o dinero no existe, solamente está en el interés de algunas personas que no han despertado aún a lo que de verdad es importante en este mundo y es la sonrisa de un niño/a y un maestro/a  que lo educa con afecto y verdadera dedicación.

Jesús Miguel Relinque Mota

Profesor de Málaga

Por una educación para la sinceridad y la honestidad.


Todos sabéis bien que se habla mucho de la educación en valores para la tolerancia , la solidaridad,el respeto a la diversidad en todos los aspectos pero que poco o nada se habla de la educación para la sinceridad y la honestidad .
Otro gallo le cantaría a nuestra sociedad en general si se educase desde pequeños a los niños y niñas a ser sinceros y honestos, a decir la verdad y a no ser competitivos a costa de lo que sea ,aunque sea humillando a nuestros semejantes.
Cuanta hipocresía y mentira hay en nuestros comportamientos, muchas veces dejamos que las cosas sigan mal hechas por no decir la verdad de lo que pensamos.
En los hogares y las escuelas desde mi particular modo de ver y de sentir se debe educar desde la sinceridad ,desde el pensamiento crítico constructivo y no desde la deshonestidad, el egoísmo y el todo vale para conseguir lo que queremos.
Así le va a nuestra sociedad en la que prima por encima de todo el dinero y las posesiones sobre el amor ,el cariño, el afecto ,la amistad y las relaciones humanas cordiales.
En muchos ámbitos influyen estas actitudes aprendidas en casa y en la calle y a veces en las escuelas con ejemplos competitivos y humillantes para otros por parte de los adultos que están al cargo de los menores en cualquier ámbito de la vida.
En los ámbitos de la política, de las empresas, del comportamiento cívico en la calle , de las relaciones de amistad ,familiares, de pareja ,con los hermanos etc etc … en todos estos ámbitos influye una educación que no fomenta la sinceridad ,la honestidad y no humillar al prójimo para conseguir lo que quiero pase lo que pase.
De este modo yo como educador apuesto totalmente por una educación para la sinceridad, la honestidad y la comprensión a nuestros semejantes que nos lleve a convivir en un futuro próximo en un mundo más humano, más solidario y que vea claramente lo que es importante en nuestras vidas ,que son las personas con las que nos relacionamos, el cariño , el afecto y el amor a nuestros seres queridos que es el sentimiento y la actitud más importante en nuestra existencia.

Jesús Relinque

Profesor de Málaga