Relato ganador del IV Concurso literario Día de la Paz

Compartimos con toda la comunidad educativa del IES Huerta Alta el relato ganador de nuestro IV Concurso literario del Día de la Paz. Este curso lo propusimos al alumnado de 3º ESO en adelante y la ganadora ha sido la alumna de 3º ESO B Celia García Cordero.

Los días sin abrazos. 

Abrazos. Algo tan simple como contacto entre persona A y persona B puede fortalecer el sistema inmunológico, curar la depresión y aumentar la capacidad de resolver problemas. Un simple contacto, piel con piel, vida con vida. Con un abrazo puede que hayamos resuelto miles de conflictos y momentos difíciles…Pero, en otras ocasiones…Un simple abrazo puede hacer daño. Vamos a ponerlo en contexto con mi vida. Teniendo en cuenta los puntos anteriores,  con razón se me dan tan mal las matemáticas, socializar, resolver problemas y es por eso que también me diagnosticaron depresión. Yo no soy como los típicos niños que se autodiagnostican depresión y van por ahí diciendo: “Uy, mira, tengo depresión, escucho música triste, estoy broken y me pongo un perfil de Bart Simpson triste para que todos sepan que tengo depresión”. Y se ponen a llorar lágrimas de cocodrilo. Yo no soy de esas, yo soy un caso oficial, he tenido múltiples intentos de suicidio en los últimos cuatro años de mi vida. Un día, incluso meses y años sin abrazos, son normales para mí. Ese contacto me da igual, me prometí a mí mismo no abrazar ni ser abrazado. Aquí va el porqué los abrazos pueden ser malos o perjudiciales. 

Parte 1. La despedida.

Desde aquel trágico día de la muerte de mi hermana y mi madre en ese maldito accidente de tráfico, fui el único superviviente. Yo que les quería mucho, tenían la vida por delante. Por un lado, mi hermana estaba muy feliz, había cumplido su sueño, conseguir una beca de estudios en otro país. Y por el otro lado, mi madre había conseguido un mejor trabajo y podría salir de esa cloaca con olor a cerveza en la que trabajaba casi todos los días. Volviendo al tema principal, yo fui el único superviviente de ese accidente. Dijeron que iba a salir con heridas muy graves pero sin riesgo de perder la vida. Estuve inconsciente por varios días y, cuando desperté, me contaron todo lo que pasó. Me contaron que mi madre había muerto en quirófano cuando intentaban quitarle los trozos de cristales en su corazón. Cuando me lo contaron, mis lágrimas corrieron por mis mejillas como si de gotas de rocío de hojas se tratasen. Conforme los días iban pasando, yo iba mejorándome a la par que me iba volviendo más y más autodestructivo, con tendencia a dañarme y dañar a los demás. Solo quería morir. También en esos días mi hermana iba empeorando, los médicos dijeron que a lo mejor no saldría a flote. Así que cuando me dieron el alta, corrí a verla. Me posicioné frente a la puerta, ponía “habitación 505”. Al entrar lo primero que vi fueron las vistas a un edificio gris con un cartel publicitario. Luego giré la cabeza, lo que vieron mis ojos me dio mucho miedo. Se me hizo un nudo en la garganta y mis piernas temblaban mucho. Nunca había visto semejante panorámica. Mi hermana, una chica que hasta hacía varios días había estado feliz por su beca, ahora estaba ahí, entubada, muy débil en una cama de hospital, debatiendo entre la vida y la muerte. Me acerqué a abrazarla, ella apenas tenía la fuerza para extender los brazos y abrazarme. Así que de todas maneras con todas maneras la abracé con todas mis fuerzas. Varios días después ella murió. El último abrazo que ella recibió fue el mío.

La semana después de sus muertes se me hizo muy dura. Durante ese periodo de tiempo vinieron mis primeros intentos de suicidio. Por eso mi tía, con la que ahora vivía, venía cada media hora para ver si me había cortado o algo así por el estilo. Mi tía decidió llevarme a un psicólogo el cual me diagnosticó depresión. Me recomendó adoptar una mascota, así que accedimos a comprar un gato. Otra cosa que me gustaría aclarar: mi tía no es como las típicas estas que te hacen la vida imposible, sino todo lo contrario. Era muy buena, amable, divertida y se preocupaba por mí. El gato que me compré se llamaba Rapson, tal y como yo me llamaba en los videojuegos. Jugaba durante día y noche, los estudios me daban igual. Yo solo quería jugar para olvidar todo y a todos los que me rodeaban. Mi gato era mi único compañero. Durante mis días de juego conocí a una chica la cual se llamaba Wildberry. La verdad, era mejor que yo en todo.. Su voz era bonita, era de mi ciudad, lo tenía todo.

Parte 2. El puñal por la espalda.

Me enamoré locamente de ella, quería declararme, pero era muy temprano. Así que decidí esperar un poco más. Primer gran error mío. Estábamos durante día y noche hablando, jugando o en videollamada. Un día me dijo de quedar e ir a tomar un helado. Yo acepté. Nunca nadie había querido quedar conmigo. Todos eran desagradables conmigo, lo que me hizo enamorarme de ella aún más. El día de la quedada ella trajo a más amigos de los cuales me hice “amigo” por así decirlo. Pero hubo uno que resaltó entre los demás. A ese le consideré un “pana”. Un amigo que no te deja ni en las buenas ni en las malas. Esa tarde fue de las mejores de mi vida. Hasta que llegó el momento de irse. Pasó una cosa un tanto extraña para mí. La chica se me acercó y me abrazó. Juré que no abrazaría ni me abrazaría nadie…Pero…Ella era una excepción…Segundo fallo mío. Los días siguientes le conté mi pasado. Ella se sorprendió y entristeció mucho. Unos días después empecé a notar como ella se iba alejando. Así que supe que tenía que declararme, era ahora o nunca. Tras declararme, me dijo algo que me marcó y me dolió mucho. Más que diez mil cuchillos y agujas clavándose. “Tengo novio ya”. Me aparté del ordenador, me tumbé en la cama, miré al techo y decidí hacerlo. Tercer gran error mío. Me corté mal.

Raramente, sentí algo que no había sentido antes. Algo suave a la vez que cálido abrazándome. Lo raro es que ese lugar estaba frío, muy frío, a la vez que vacío. Poco a poco vi una imagen reconocida para mí, un edificio gris con un cartel publicitario y recordé: “Habitación 505”. Giré la cabeza al otro lado, ahí estaba mi tía llorando destrozada y desesperadamente. Nada más me vio, me desperté y me abrazó. Ya me daba igual esa promesa, la había roto. Incluso ya me daba igual el hecho de conseguir pareja. Mi pana, al enterarse de la noticia, corrió al hospital. No pudo contenerse y también me abrazó. 

Parte final. Por qué necesitas un abrazo.

Desde ese momento, yo, una persona que odiaba los abrazos supo lo que ese artículo quería decir. Ese contacto por tan simple y estúpido que parezca es más de lo que parece. Supe que al ver a mi gran amigo y tía destrozados tuve que hacer otra promesa: “Juro que voy a hacerlos felices y que nunca más les haré daño”.

Ahora soy un reconocido psicólogo que ha ganado cientos de premios gracias a sus terapias de abrazos. El cual ahora no sabe vivir un día sin abrazos. Ya sea de mi compañero peludo Rapson, de mi amigo o de mi tía.

A veces las guerras no son entre países y personas. A veces las guerras están en nosotros mismos y un simple abrazo, ya sea de tu amigo, hermano, perro, gato, vecino o conocido puede apaciguarlas. 

JORNADAS DE ORIENTACIÓN ACADÉMICA DE LA UNIVERSIDAD DE MÁLAGA (25 de Marzo-2021)

El próximo 25 de marzo tendrá lugar las I Jornadas Alumnae de la Universidad de Málaga, cuyo principal objetivo es orientar a los estudiantes, sobre las distintas titulaciones y sus salidas profesionales, con el fin de motivarles y aclarar posibles dudas sobre su futuro. Estas jornadas tienen gran interés para los alumnos/as, ya que podrán conocer toda la oferta educativa de la Universidad de Málaga. Se realizarán en formato virtual a través de Microsoft Teams. A continuación podrás acceder al programa de las jornadas, donde tendrás información de cada charla y el enlace para poder acceder.

Para ampliar información:
https://www.uma.es/oficina-de-atencion-al-estudiante/info/127845/i-jornadas-alumnae/

Día internacional de la Mujer en el IES Huerta Alta

Día internacional de la Mujer en el IES Huerta Alta

Con motivo del Día de la mujer se han ido planteando diferentes actividades en nuestro centro.

En la entrada del centro se ha montado la exposición “Mujeres con Historia”.  Además, el poema de nuestro proyecto “Arboleda de versos” pertenece a una poeta, la granadina Elena Martín Vivaldi. El poema fue seleccionado y copiado por una alumna de 2º ESO (PMAR).

Algunas tutorías han colaborado en la iniciativa de Juventud del Ayuntamiento de nuestro pueblo de organizar una manifestación estática en una de las plazas principales de la localidad. Uno de los carteles con los que participamos ha sido elaborado a partir de dibujos de alumnos y alumnas de 4º ESO. 

Otras actividades propuestas para tutoría han sido una gymkana sobre mujeres científicas, un juego de cartas también de la misma temática y un vídeo y material de la ONG Save the children para reflexionar sobre el matrimonio infantil.

Por otra parte, toda la comunidad educativa está llamada a participar en un concurso de diseño de camisetas, en concreto, de las letras de la siguiente frase “Si no yo, ¿quién? Si no ahora, ¿cuándo?”. Esta frase fue pronunciada por la actriz Emma Wattson en un acto en las Naciones Unidas  y se ha convertido en todo un lema en la lucha por la igualdad.

En los cambios de clase de esta semana sonarán canciones interpretadas y/o compuestas por mujeres y vamos a comenzar a promocionar por nuestras redes sociales los libros de nuestro Rincón violeta de la biblioteca.

Para finales de este mes tenemos otras dos actividades relacionadas con el Día de la Mujer que por razones de tiempo y organización no han podido celebrarse ahora: Una charla sobre mujeres y poesía que ofrecerá nuestra compañera de Lengua castellana y Literatura Eva HIdalgo a alumnos y alumnas de 1º Bachillerato y un recital con voz de mujer que están preparando los alumnos y las alumnas de 1º ESO A. 

Día Internacional de la Mujer y la Niña en la ciencia

El 22 de diciembre de 2015 la Asamblea Nacional de Naciones Unidas decidió establecer un día internacional para reconocer el rol crítico que juegan mujeres y niñas en la ciencia y la tecnología. Este día se celebra cada año el 11 de febrero con el fin de lograr el acceso y la participación plena y equitativa en la ciencia para las mujeres y las niñas. 

El Departamento de Biología y Geología, como cada curso, promovió el pasado jueves 11 de febrero varias actividades para conmemorar este día. Una de ellas fue la charla telemática que el alumnado de 3º ESO A y el alumnado de Valores éticos  de 4º ESO A pudo recibir de la ingeniera Laura Bordons Carriazo.

Laura Bordons nació en Cazalla de la Sierra (Sevilla) y desde niña tuvo como referencias a mujeres científicas en su familia: su madre y su tía. Contó a nuestros alumnos y alumnas cómo en la carrera de Ingeniería Industrial eran solamente dos chicas en clase y, como dato curioso, que estuvo en Brasil con un programa Erasmus. Al terminar su carrera, hizo un Máster de Ingeniería Industrial en la especialidad de Mecánica. Al comenzar su andadura profesional se decantó por la Ingeniería Biomédica, aplicando sus conocimientos de Ingeniería Industrial al campo de la salud, concretamente diseñando prótesis. Nuestros alumnos y alumnas pudieron conocer parte de su trabajo, ya que Laura se los mostró a través de la página web de la empresa en la que trabaja. 

Agradecemos profundamente a Laura que haya compartido con nuestros alumnos y alumnas su experiencia y además el haberlo hecho con tantísima amabilidad.